Pymes

Me lo pone con patatas, por favor.

Si, así es.

Esto es lo que deben pensar los empresarios (grandes, medianos, pequeños y auto empleados) de este país, que han sido lo suficientemente valientes para plantarse, papel y lápiz en mano, en un master de marketing digital con la intención de aprender, en vez de delegar en un empleado o agencia profesional.

Los he visto sentados con cara de atención, incluso intentarlo de verdad, pero cuando el primer día, el orgulloso profesor se lanza a deslumbrarles con el completísimo e infinito programa de formación que incluye el mismo, tienen serias dudas de si han equivocado la decisión.

Y es que las dudas les acontecen en la misma proporción que tiempo les falta para resolverlas:

¿Pero que huevos/ovarios hago yo aquí, con las cosas que tengo que hacer?
¿Por qué no habré mandado a fulanito o menganita, que para eso le pago?
¿Por qué no dije sí, a ese freelance que me ofreció sus servicios?
¿Por qué no dije sí, a esa agencia que me recomendaron?
¿Llego tarde a mi partida al paddel?
¿Jugaba hoy el Madrid?
¿Mi hijo tenía partido de futbol hoy?
¿Cuanto dura esto?

No me mal interpretéis, dichos masters son absolutamente necesarios,(de hecho aún no existe formación reglada para esta disciplina), pero ni a ellos ni a sus clientes les interesa el abandono prematuro. Existen miles de universitarios faltos de cultura e inteligencia digital para implementar sus conocimientos en el mundo laboral al terminar su grado.

A su vez, también existen miles de personas con puesto ejecutivo en una empresa que tiene que ponerse las pilas con urgencia.

De las 2 millones 544 mil empresas que existen en España, un 99% son pymes. Y de estas, la mitad auto empleados. La pregunta es:
¿Como lo hacemos para poner al día a todos esos auto empleados y los guiamos hacia una actitud de formación continua sin que pierdan el foco en su negocio.

Y digo hacemos, por que a mi entender es preocupación de todos.

Tal y como yo veo el panorama económico actual español, los números no salen ni saldrán en la vida como sigamos así.

Es como un monopoli mal parido. Si antes de iniciar una partida, quitas pasta de la banca o subes los precios de las propiedades, la partida no se podrá jugar ni de flowers powers.

Tendemos a obsesionarnos con los sueldos que cobramos cuando en lo que tendríamos que enfocarnos es en el precio de las cosas.

Me explico;

En España hay 46 millones de habitantes , (españolito arriba, españolito abajo) y como molamos cantidad, queremos tener sanidad pública, educación publica, ayudas para todo el mundo que la necesite, vivienda para todos también y cualquier cosa mas que pueda molar.

Bien, a nuestra muy estimada clase política, constituida en pongamos un 75 % (siendo optimistas), por unos incompetentes sin vocación, tienen a bien centrarse en darle al españolito lo que pide aún a costa de endeudarle, pues es mas fácil así mantenerse en el poder. Luego, cuando la cosa es insostenible, nos suben algún impuesto y arreglado.

En el programa electoral de todos los partidos políticos interesados en trabajar como empleados de su pueblo, el paro, aparece como el problema número 1 del país. Me parto, ya quisiéramos nosotros. Es un problema gordo, sí, es nuestro mayor problema , no.

Sacad esta cuenta please; parece lógico pensar, que para poder asegurarle esas cosas que molan a todo español y teniendo en cuenta el precio de las mismas, nos hace falta un sueldo por cada uno de ellos. En este momento hay 18 millones de sueldos y en el mejor de los casos tendríamos 4 millones mas. De modo que nuestros 22 millones de sueldos de población activa tendrían que pagar los 46 millones de sueldos que hacen falta.

Eso se traduciría en; que a las empresas pasaría de costarles hasta tres veces en algunos casos un sueldo para pagar uno, a dos veces, por ejemplo.  Y tal vez y solo tal vez, nos bajaran los impuestos un poquito a todos. Pero los números nunca saldrían. De hecho, todo lo demás: infraestructuras, seguridad, pago de comisiones, enriquecimiento gratuito, molar y molar, etc pasaría al apartado endeudamiento, donde en este momento la cifra para cada español al margen de edad, sexo o estado civil asciende a mas de 23 mil eurazos.

Así que, como en cualquier empresa privada, la solución pasa por ser mas eficientes y eficaces en todos los ámbitos.

Trabajamos mucho mas que otros con economías mas rentables y lo sabemos.

Vender a otras economías productos y servicios innovadores con más beneficio y menos gasto sería una buena estrategia y crear un sistema de formación continua que fuera de calidad, nutritivo y digestivo, seguramente también.

¿Como?

Ahora mismo, no caigo, pero está claro que hay que hacerlo.

Author


Avatar