671 575 523
Transformación digital

 

Si tienes una empresa, enhorabuena, gracias a ti (entre otros), vive este país. Da igual si eres auto empleado, pyme, micro o gran empresa, sin duda eres un héroe.
¿Dime?, no te oigo bien, ¿Qué dices? ahh si, que estás hasta las narices de tanto abono equino, si, te comprendo. Pero escucha, que te traigo buenas noticias, ahora llega la Transformación Digital y viene para quedarse.
Dicho de otro modo, que te tienes que poner las pilas. De momento ya puedes añadir a tu lista de secciones, departamentos, o como los llames, el de Transformación Digital. Si, junto a logistica y comercial, arriba del financiero y a la derecha de administración.
Donde quieras pero ponlo.
Y tu dirás ; y esto de la Transformación Digital ¿Cómo va?
Para explicarlo del modo mas claro posible: la TD tiene tres fases claramente diferenciales, y la tercera y última es de la que normalmente habrás oido hablar.

Digo normalmente porque es un hecho que el 95% del empresariado español no tiene ni idea de que va esto y lo peor, no siente la necesidad de tenerla.
Recurramos al viejo truco del índice epigrafiado:
1.- Fase humana (La necesidad):
Dicho así suena a ciencia ficción pero para nada lo es. Tu eres el núcleo, el epicentro, la estrella de la película, si tu no cambias, tu empresa tampoco lo hará. Vamos a pensar que haces los deberes, te pones las pilas y consigues generar la emoción del interés, esto te llevará de inmediato a querer transformar a fondo tu relación con:
– Empleados
– Clientes
– Proveedores
Allí es nada.
2.- Transición (La evangelización):
A lo bestia no puede ser. Pasito a pasito, suave suavecito. Siguiendo la pirámide organizativa de tu empresa y de arriba hacia bajo, debes idear una estrategia para trasladar ese sentimiento de necesidad de cambio a los anteriormente citados. A unos les dirás que hay que transformarse y a los otros les dirás que lo estas haciendo y les pedirás que te ayuden con ideas para acertar el tiro.
3.- Fase Digital (La implementación):
Esta te sonará porque es aquí donde aparecen palabras como web, optimización, redes, fidelización, CRM, segmentación y tal y tal…
En el mejor de los casos ya estarás pagando alguno de estos servicios sin tener ni idea de que están haciendo. Es normal, como en otras ocasiones con otro tipo de tendencias, te dejas llevar por la inercia pero sin prestar demasiada atención pues ya tienes bastantes frentes que atender. Lo que pasa, es que en esta ocasión y como novedad la tendencia no crece a la misma velocidad que tu.

Como se suele decir, como no espabiles, te va a pillar el toro sin muleta ni na.
Donde quiero ir a parar es a que como empresario necesitas iniciarte YA en este asunto para después poder liderarlo como haces con todas las demás secciones de tu empresa. De este modo las decisiones que tomes en el futuro las fundamentarás en tu conocimiento de causa y en consecuencia aumentarás exponencialmente tu porcentual de éxito.
Ten en cuenta que tus clientes ya lo están haciendo. Y te van a esperar si, pero no siempre. Vigila a tu competencia por si acaso ellos lo pillaron antes que tu.
La receta podría ser : empieza a formarte e informarte y pon el modo continuo en tu chip.

Por supuesto todo lo expuesto anteriormente se podría decir de una manera mas ortodoxa y políticamente aceptada, pero esto es un esbozo insignificante de lo que representa y además, no tenemos tiempo.
Recuerda, atento.

0

Transformación digital

Aunque parezca mentira, este artículo va de emprender.

Si tienes tiempo, verás que bonita analogía me he sacado de algún rincón del cerebro.
¿Sabes de ese momento, en el que la presencia de un chico o chica te provoca cierta excitación emocional?.

Si, le llaman sentir mariposas en el estómago.

Un@ sabe qué lo está provocando, pero no sabe de donde viene.

El caso es que dicha sensación se apodera del resto de la persona. Con apoderarse quiero decir, que adquiere protagonismo. De pronto, el resto de sentimientos le hacen la ola a este último. Como la sensación es tan vital y poderosa, una parte del cerebro genera una serie de sensaciones que invitan a pensar a las otras dos partes, que esto es lo mas importante.

En mi opinión, los pensamientos se han desordenado, es decir, no te puedes fiar. Seguramente tu subconsciente te esta engañando. Tus pensamientos no están alineados, lo que sucede es que tus pensamientos habituales se han visto desbancados por la fuerza de este recién llegado y le han cedido terreno.

Cuando uno se deja llevar por un pensamiento nuevo desbordante, es seguro que no ha tomado el tiempo suficiente para analizarlo, simplemente se deja llevar.

La excitación te lleva a un estado de ceguera eventual.

Sin embargo, cuando la misma chica o chico, con su sola presencia, te transmite una sensación de paz embriagadora, la cosa cambia. Ya no solo te gusta, hay algo mas, te sienta bien. No tienes que hacer esfuerzos para controlarlo a pesar de que el sentimiento es igual de potente. En lugar de sentir mariposas sientes paz. En vez de andar, levitas, flotas, y una vez en el aire, lo ves todo claro.

Entonces, tus pensamientos y tus emociones están alinead@s.

Puedes tener claro que no hay trampa ni cartón, sientes exactamente lo que piensas.
Bien, en mi opinión, pasa exactamente lo mismo con la idea de negocio. Un día como otro cualquiera, ves algo u oyes algo y salta una chispa que enciende tu mente. Sientes que una idea formidable y única se ha forjado en tu mente. Y es solo tuya.

Te vas a hacer rico y famoso. Vas a ayudar a los demás. Callas, y la guardas para ti por que es tu tesoro. En definitiva, sientes mariposas en el estómago.
Error.
De repente la idea es Dios. No es que tus pensamientos le hacen la ola no, directamente le construyen un altar. La idea , lo es todo. Pero para nada es así. La idea por si sola te llevará a la ruina económica y emocional, hace falta algo más.
Tu.
Claroooo, sin ti la idea no es nada. Pero, ¿a que me refiero con esto?
La motivación lo es todo. Pregúntate si  estás suficientemente motivad@ con la idea de emprenderla y si la respuesta es sí, no te lo pienses, porque ni la idea ni tus aptitudes serán la clave, siempre lo será tu actitud.

0